Un scribing “confuso” es una oportunidad para mejorar tu discurso

4 de junio de 2016 | 0 comentarios

A veces, se piensa que al contratar una persona para dibujar en tiempo real un discurso o una ponencia, vamos a obtener un dibujo asombroso y sintético que los asistentes se alegrarán compartir en las redes sociales.

Es verdad, pero no siempre.

El scribing consiste en una toma de apuntes visuales, en formato grande. Se suele hacer en papel o pizarra en un espacio donde las personas comunican. Puede ser en una reunión, en una conferencia o en un taller.
Se trata de reflejar visualmente en tiempo real e in situ las ideas esenciales que las personas intercambian para ayudarles a clarificar su propio discurso.

"Si puedo literalmente ver lo que se dice, esto me ayuda a comprender, a ver la coherencia (o la incoherencia), a identificar lo esencial."

Por lo tanto si la idea explicada o el argumento no es claro, el scribing tampoco lo será!
Y esa es una verdadera oportunidad.

Al darnos cuenta de ello, podremos encontrar otras palabras, un nuevo argumento. Ajustaremos nuestro discurso para que sea más claro y convincente. Podremos ser más críticos y exigentes con las palabras que usamos y escuchamos.

Aqui os dejo un ejemplo.

Scribing durante una sesión de coaching para ayudar a una persona a mejorar su discurso de venta profesional.

FullSizeRender 8

Discurso aclarado con el uso de The Storyboard Method.
La persona mejoró considerablemente su manera de presentarse, pudo usar el trabajo realizado para un pitch, entrevistas de trabajo y linkedin.

FullSizeRender 7